Sólo a Veces…..¿Adicción?

La adicción es un proceso que atraviesa por varias etapas, es muy común que en las fases tempranas no se le reconozca como problema, debido a que los mecanismos de negación y racionalización aparecen para contener la ansiedad en el adicto.





Las drogas son sustancias diferentes al alimento que debido a su naturaleza y características al ser puestas en contacto con un organismo, alteran el funcionamiento de este. Existen las drogas psicotrópicas las cuales actúan sobre el sistema nervioso central provocando cambios temporales en la percepción, el estado de ánimo, el nivel de consciencia y la conducta o comportamiento. Una de sus características es la adicción por quien las utiliza, y esta variara dependiendo del tipo de sustancia, la dosis y las características de personalidad del consumidor. Existen drogas psicotrópicas altamente adictivas como los narcóticos, el tabaco y el alcohol. Y existen otras menos adictivas como la marihuana en la que el proceso de adicción está centrado en variables psicológicas y sociales, pudiendo sin embargo afectar profundamente a quien la consume. La adicción a las sustancias psicotrópicas es parte de la historia de la humanidad y es posible encontrar en cualquier civilización y grupo humano la presencia de drogas de muchos tipos para acompañar los rituales de transición. Así como para cubrir o enfrentar las emociones que los cambios y las perdidas originan. Es común reunirse a fumar, a tomar café, a beber alcohol, a consumir otras sustancias y disfrutar del efecto que estas tienen en la mente humana, impacto al que muchos se acostumbran y lo transforman en la forma de reunirse, pasar el tiempo o enfrentar los problemas. Los componentes activos de estas drogas producen tarde o temprano adicción física y psicológica. El proceso tiene varias etapas las cuales están perfectamente identificadas por los expertos que se dedican a el tratamiento, la prevención y la investigación de las sustancias psicotrópicas, también conocidas como drogas psicoactivas. La primera fase se le denomina fase de experimentación y generalmente se inicia con el primer contacto con la droga, puede ser al estar en una reunión donde alguien las consume y le ofrece una probadita para que sepa que se siente, o bien la curiosidad por experimentar, es común que la publicidad, las películas, algún conocido le proporcione información sobre la sustancia y esta persona decide experimentar, aquí es donde las variables de tipo de sustancia, dosis y circunstancias personales determinaran, si esta fase se mantiene por un tiempo o se suspende cuando la persona no encuentra lo que esperaba o toma la decisión de no seguir adelante. El gran problema es que en la inmensa mayoría el ciclo continua y ante un aumento del estrés o una crisis generada por las circunstancias de la vida, la persona buscara alternativas de solución para recuperar su equilibrio la que incluirá recurrir al uso de esta sustancia que al modificar el funcionamiento de su mente lo ayudara a sentirse mejor, cuando se uso una sustancia altamente adictiva esta fase será muy breve y pasara a una segunda etapa de uso regular , aquí es importante señalar el incremento a la tolerancia de la sustancia activa que posee la droga que se consume y que genera el buscar más cantidad para experimentar el mismo efecto y de aquí pasara a una fase final de aumento en el consumo y deterioro en todas las áreas de su vida. Lo que se observara como una franca adicción, generalmente hasta que no se llega a esta fase es cuando las personas empezaran a aceptar que existe un problema real, acompañado de mucho sufrimiento y deterioro.

Las personas que se encuentran en fase de experimentación ya están en un proceso de adicción y si no detienen su conducta tarde o temprano enfrentaran los efectos naturales que estas sustancias producen en el organismo y en la interacción social. En las fases iniciales las personas utilizan mecanismos psicológicos de defensa para contener su angustia o para tratar de justificar que su costumbre no es nociva y que ellos lo pueden controlar con su voluntad. Estos mecanismos son la negación y la racionalización, el primero consiste en negar que algo está sucediendo, y una reacción es afirmar categóricamente que no se tiene ningún problema y que si este existiera ellos se darían cuenta inmediatamente, en esta situación la posibilidad de ayuda es muy remota pues la persona no acepta su problema y menos la necesidad de un cambio. Para iniciar la ayuda se requiere que la persona acepte que tiene un problema y que desee solucionarlo. Cuando se están utilizando drogas altamente adictivas no hay tiempo para enfrentar esta dificultad y la persona pasa a una fase avanzada casi sin notarlo. El otro mecanismo el de racionalización buscara dar explicaciones aparentemente basadas en información real para asegurar que aun existe un control sobre la conducta y que solo es necesario un poco de voluntad para dejar la droga. Ejemplos pueden ser el afirmar que solo se utiliza una vez cada cierto tiempo y en dosis muy bajas, o que estas drogas no son tan fuertes como otras.

La adicción es una enfermedad. Se le puede describir, tiene síntomas específicos, es crónica, progresiva y mortal. Quien la padece se ve atrapado en varios ciclos que se preservan y generan un deterioro del cual cada vez va siendo más difícil de superar. Estos círculos viciosos tienen un impacto en todos los niveles de funcionamiento personal, ocurren en el nivel físico y a este corresponden las propiedades adictivas de la droga, al entrar en contacto se activa una tolerancia y la necesidad fisiológica de la sustancia activa lo que promueve un deseo físico de utilizar la droga cada vez más intenso. A nivel psicológico las carencias afectivas llevan a sentimientos de vacio el cual se busca llenar por medio de la droga y al pasar sus efectos se activara nuevamente la necesidad de evitar los sentimientos internos de vacío, que al no ser procesados adecuadamente, activaran la angustia interna motivando llevan a la persona al uso de la droga para evitar sentir y creando la dependencia psicológica. A nivel social el rechazo y la identificación de ser un adicto generaran una actitud que se refuerza con las conductas de quien va en un proceso de deterioro.

La adicción como enfermedad dura toda la vida, si no es tratada, provocara un sin fin de dificultades, la recuperación es posible, para esto se requiere un tratamiento profesional integral que genere un cambio de actitud, de conducta, un estilo de vida sano y un apoyo continuo que incluya grupos de autoayuda.




Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo