¿Por qué no me concentro?

“La capacidad de mantener la concentración en lo que realizamos es generalmente lo que hace la diferencia y determina el balance entre tener éxito o el fracaso de nuestros proyectos”.

La capacidad de mantener nuestra concentración y motivación en un objetivo, son fundamentales para lograr un buen desempeño en lo que realizamos. Nuestro cerebro está diseñado para funcionar en base a la estimulación sensorial que recibe en la interacción con el ambiente y de los procesos internos del cuerpo que ayudan a sostener un equilibrio fisiológico. Nuestros órganos sensoriales ojos, oídos, olfato, etc. Tienen como función recibir la información del entorno y enviarla a nuestro cerebro para ser procesada e interpretada, con este proceso continuo vamos formando una estructura de la realidad y también interpretamos y formulamos el sentido de lo que ocurre a nuestro alrededor así como un dialogo interno que sostiene nuestra identidad. Si reflexionamos un poco podemos darnos cuenta que en forma simultánea nuestro cerebro recibe y procesa miles de estímulos cada segundo, y su capacidad para atender cada uno de ellos es maravillosa, tiene un sistema especializado para dar la respuesta adecuada y mantener nuestro funcionamiento por años en forma permanente, así que podemos entender que nuestra mente posee una habilidad maravillosa para ordenar y atender esos millones de estímulos en forma continua, aún cuando estamos dormidos nuestro cerebro continua funcionando.


Cada instante está pendiente de la temperatura de cada parte del cuerpo, de múltiples funciones metabólicas en nuestro cuerpo, de los sonidos, estímulos luminosos, etc. Es decir puede atender sin fallar más de lo que tal vez podemos imaginar. Así que cuando perdemos la concentración en algún estimulo, podemos saber que en nuestra mente inconsciente este estimulo continua siendo atendido en alguna forma, sobre todo si tiene alguna importancia para nuestra vida. Existen dos planos de consciencia en nuestra actividad diaria, uno es lo que podemos decir estamos atentos y concentrados, en este plano aparentemente estamos conscientes de lo que ocurre y existe otro nivel en donde no estamos registrando conscientemente lo que ocurre sin embargo nuestro inconsciente esta en control. Esta capacidad de estar conscientes es algo que podemos desarrollar y fortalecer con nuestro estilo de vida. El poder concentrarnos es una habilidad que requiere mantenimiento y aprendizaje, podemos hacer una similitud con nuestros músculos, sí queremos que estén fuertes y funcionales necesitamos ejercitarlos, de lo contrario se atrofian. De igual manera nuestra mente requiere de ejercitación y mantenimiento, para la mayoría de las personas esto es algo un tanto extraño, porque la mayoría no posee el hábito de cuidar su mente para ayudar a su óptimo funcionamiento. Y un reflejo de buena calidad en el funcionamiento mental y en el nivel de evolución personal está precisamente en la capacidad de estar atentos y concentrados en el diario vivir.


Cuando nuestra mente esta focalizada en los eventos del pasado, y más si estos fueron pérdidas, fracasos, o desilusiones la tendencia será a desarrollar una actitud depresiva, a no poner atención al presente. Cuando la tendencia es puesta en el futuro aparecerá una actitud ansiosa, una preocupación constante por la incertidumbre del lo que podría ocurrir y tampoco podremos poner atención y mucho menos concentrarnos en el presente que es lo único que existe en la realidad y es el único lugar donde nuestra mente puede concentrarse y funcionar. Nuestro estilo de vida determina la capacidad de concentrarnos, la cantidad de sueño, el tipo de alimentación, nuestros hábitos de lectura, la música que escuchamos, la manera que respiramos, el tiempo que dedicamos para meditar, él tipo de dialogo interior que mantenemos durante nuestras actividades, etc., todo esto determina la calidad y fortaleza de nuestra mente y por lo tanto su habilidad para estar atenta y concentrada. Otro factor que impacta es la manera de enfrentar el estrés, el cual se genera por los cambios y los mecanismos naturales de cada persona para enfrentarse a ellos y asimilarlos como parte de la vida.


Cuando las principales fuentes de estrés en nuestras vidas rebasan ciertos límites vemos afectado nuestro funcionamiento y entre algunas de las aéreas afectadas aparece la capacidad de atención y concentración. Estos factores productores de estrés son: internos como el desgaste natural por la edad, los cambios endocrinos, cansancio por falta de sueño, o deficiente alimentación es común que en estas situaciones las personas reporten disminuciones en su concentración. Los Factores externos son los que nos ofrece el medio ambiente como los cambios de temperatura, frio o calor extremos, la contaminación, el ruido, los olores desagradables, y si en nuestro espacio de trabajo o convivencia social encontramos alguno de ellos combinado con los anteriores podemos tener una persona con dificultades serias para concentrarse, a pesar de que su sistema nervioso se encuentra funcional. Y por ultimo un factor determinante en la capacidad de concentración son nuestros pensamientos, con ellos construimos la realidad y determinamos lo que es importante, de ahí que nuestra atención se dirige a lo que nuestros pensamientos enfocan, así que podemos elegir en que pensar y por lo tanto en que enfocamos nuestra atención y como utilizamos la capacidad de concentración.


Si la capacidad de concentración es algo que últimamente está cambiando es importante revisar si alguno de los factores anteriores entra en juego y no suponer que cualquier problema de concentración se debe a una enfermedad propia de la vejes o a un trastorno por déficit de atención, en los adultos y adolescentes muchas veces la manera de manejar las fuentes de estrés y los hábitos juegan un papel determinante. Así que podemos hacer mucho desarrollando un estilo de vida más sano y aprender a cuidar nuestra mente, meditando, leyendo y oxigenándola más con rutinas de ejercicio, y con una buena alimentación. El aprender a mantenernos en el aquí y el ahora nos ayudara enormemente a disfrutar y participar en cada instante de nuestra vida.

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo