“AL POSPONER, ROBAMOS NUESTRO TIEMPO”

La conducta de dejar todo para el ultimo, es muy compleja y a todos nos afecta de alguna forma o de otra. Para algunos es un problema menor para otros una fuente continua de ansiedad y frustración.



La demora para iniciar y terminar una tarea o trabajo son conductas complejas que a todos nos afectan en alguna forma, esta actitud no tiene que ver con el manejo del tiempo mas bien tiene que ver con una creencia y una actitud de optimismo sobre la posibilidad de completar la tarea en cierto tiempo, obedece a una reaseguramiento interno de que todo esta bajo control.


Esta conducta tiende a reforzarse cada vez que posponemos alguna tarea y después la realizamos , generalmente no con toda la calidad que podríamos, sin embargo se completa como algo medianamente aceptable o algunas veces de muy buena calidad, al darnos cuenta que pudimos realizarla al final , empezamos a creer que somos capaces de posponer y se va convirtiendo en un habito que se ve reforzado por la cultura y la manera de funcionar de la mayoría de las personas en nuestra sociedad. Existen frases y creencias que muchas personas utilizan para justificar su conducta de dejar todo para el último momento. “Soy mas productivo cuando estoy bajo presión, así que pospongo mi trabajo hasta que la presión me impulsa a actuar y entonces lo termino rápida y fácilmente”, “No se como resolver este problema, así que voy a esperar hasta que aprenda como se resuelve para intentarlo”, “Relájate en fin que el mundo no se va acabar si tu no terminas tus pendientes”, “La otra vez me espere hasta el ultimo momento y funciono, porque no esperar otra vez igual”. Todos estos pensamientos pueden ser modificados si aprendemos a cuestionarlos y no los tomamos como verdades inamovibles y modos de funcionar permanentes.


El dejar para después es causado también por algunos factores que se pueden entender y modificar, entre ellos encontramos la falta de confianza y baja autoestima que pueden influir en muchas personas para evitar enfrentar una tarea o trabajo y no concluirlo. La actitud de terquedad ante una petición, no me presionen, yo decido cuando y como, en ocasiones esta situación tiene un componente pasivo agresivo que evita la finalización de algunas tareas. El encuentro de tipo afectivo con amistades, nuestra pareja o hijos puede ser evitado por meses con el consiguiente deterioro de la relación. La intimidad no puede ser pospuesta. La Manipulación para controlar la conducta de otros también es frecuente. El manejo de la presión y el estrés en algunas personas las impulsa a llevar las cosas al límite. Otra situación que se observa es que quien tiende a posponer puede sentirse víctima de quien lo presiona.


Existen otras situaciones más complejas que favorecen la actitud de esperar y no terminar entre ellas tenemos el perfeccionismo, el cual esta basado en expectativas y estándares muy altos que en la mayoría de las ocasiones no son realistas. El querer que todo este perfecto y lo cual enmascara sentimientos de baja autoestima y falta de confianza, esto crea un alto grado de insatisfacción y frustración al no lograr los altos estándares todo el tiempo y la persona tiende a evitar iniciar por miedo a la critica interna. Enojo/ Frustración si estamos molestos o resentidos con alguien es muy fácil evitar el inicio de algún proyecto que tiene que ver con esa persona o situación. Baja tolerancia a la frustración mientras mas quieres algo y eso no sucede mayor es la frustración por lo que evitar puede ser una forma de mantener estabilidad. Autocrítica destructiva, el no reconocer las cualidades y habilidades reales puede impedir el iniciar y terminar un proyecto.

El dejar las tareas para después y no comprometerse es un estilo de vida que a la larga produce más dificultades que beneficios. El poder entender que esta actitud puede ser modificada nos permite asumir una conducta más realista y de mayor compromiso.

El proceso consta de tres momentos y en cada uno de ellos podemos elegir actitudes que nos lleven al final o a dejar para después la terminación.

  1. El evento activador, es lo que posponemos, estudiar, un examen, una tarea desagradable.

  2. El sistema de creencias; son los sentimientos ocultos sobre el completar la tarea o cerrar la situación, estos controlan tu motivación y por lo tanto tu respuesta.

  3. Consecuencias; Esto es lo que realizamos como conducta y puede ser de dos tipos racional o irracional. Como odiar cierta tarea y no realizarla bajo ninguna circunstancia a pesar de que nos afecta profundamente en algún aspecto de nuestra vida.

El punto es que estos pasos son neutrales y la diferencia entre tener éxito o no depende de nuestro proceso personal al realizar o no algo.

La próxima vez que evitemos terminar algo podemos reflexionar y darnos cuenta cuando posponemos algo de forma innecesaria. Además de descubrir las razones que están detrás de esta actitud. Si aprendemos a enfocar este proceso de autodescubrimiento como parte de un juego interesante que podemos disfrutar, nuestra vida será más simple y tendremos mas libertad, al no robarnos nuestro tiempo con actitudes inconvenientes. El completar es parte de la naturaleza y lo podemos observar en los ciclos naturales de crecimiento a nuestro alrededor. Posponer nos impide vivir con plenitud, completar nos libera y deja la posibilidad de iniciar un nuevo ciclo.


La vida es simple, no la compliquemos al dejar situaciones sin terminar.


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Instituto de Investigación en Procesos de Desarrollo Humano

Victoria 2117 sur. Col. Las Rosas, 35090 Gómez Palacio, Durango

prodehum_laguna@yahoo.com.mx

Teléfono: (871)714-15-29