Herencias Emocionales, Legados Invisibles.

La cultura se transmite de una generación a otra, y con ella el sentido de identidad y pertenencia a un grupo, región o país.

Podríamos pensar que la cultura es una herencia que nuestros padres y abuelos han dejado en cada uno de nosotros y que al mismo tiempo estamos transmitiendo, por medio de nuestras conductas, valores, costumbres y sentido de identidad, a nuestros hijos y nietos, estas raíces que dan sentido y contextualizan nuestra vida. La familia es el lugar donde ocurrirá la mayor parte de esta dinámica sobre todo en los primeros años de nuestra existencia y al pasar el tiempo nuestros horizontes se expandirán hasta vernos involucrados con la sociedad global sin embargo, la familia de origen será el punto de partida para compararnos y cuestionar a la sociedad.


Para cualquier persona su sentido de identidad y orgullo de pertenencia son fundamentales para su estabilidad emocional. En las familias esto se refuerza mediante los roles y jerarquías asignados a cada uno de sus miembros, así como el grado de aceptación y manifestaciones de afecto. El no ser aceptado o ser expulsado de la familia de origen activan temores muy primitivos de sobre vivencia y soledad los cuales aprendimos a evitar. Es una conducta instintiva que nos permitió sobrevivir como especie y mantenernos en grupos.

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes