¡Por Siempre Estudiante…….!

“Algunas personas utilizan la dificultad para encontrar un empleo como una justificación para no buscarlo y así seguir viviendo de forma indefinida a costa de sus padres”

El conocimiento actual en todas las áreas de la ciencia y la tecnología se duplica cada dos años y esta tendencia vertiginosa de cambio constante ira en aumento, es decir cada día estar actualizado será mas difícil por los nuevos conocimientos que se están generando. Esto nos enfrenta a una situación en este mundo competitivo y globalizado; para ser capaces de sostener una profesión o actividad en la que brindamos un servicio necesitamos estar en un continuo proceso de actualización por medio de la capacitación y la adquisición de nuevas tecnologías. Así que quien tiene la disciplina de mantenerse estudiando y la flexibilidad para poner al día sus ideas y la madures para cuestionarse los viejos paradigmas será quien podrá prosperar y mantenerse al frente de los procesos en las diversas actividades laborales. Desde esta perspectiva ser por siempre estudiante es algo positivo, se combina una vocación con una actividad laboral y al interactuar con ambas se va activando una solides laboral y profesional la cual esta en constante crecimiento y modificación, es decir es un sistema abierto y saludable.


Por otro lado encontramos reportes en distintas universidades donde cada vez es mas frecuente que los estudiantes alarguen sus estudios como una forma inconsciente y otras no tanto, de retrasar su entrada al cada vez más al competido mundo laboral. La justificación es que aún no se sienten preparados para empezar a trabajar. Y esto los mantiene buscando estudiar más y más cursos sin un objetivo específico, debido a que no han experimentado la independencia de sostener un proyecto personal que los independice de sus padres y los impulse a buscar sostenerse con sus recursos. Se desarrolla un síndrome conocido como “miedo al mundo laboral”, entre los síntomas que lo caracterizan están: terminar carreras en seis o siete años, las cuales no deberían de prolongarse por más de cinco. Es el estudiante eterno el que busca extender su tiempo en la Universidad sin necesidad. Tener ideas pesimistas sobre la situación económica del país y del mundo en general, y ante esto afirmar “Estamos en crisis. Esperare algunos años a que se compongan las cosas, mientras voy a estudiar. Desmotivación o depresión ante un mundo incierto, “no se que voy a hacer”.Tomarse un año sabático o dos sin un rumbo fijo, se lanzan sin un proyecto concreto, a vivir el día. Cambiar varias veces de carrera y buscar varias maestrías sin una conexión con un proyecto congruente en el plano profesional.


Algunas causas son: Miedo a enfrentar un mundo desconocido. El estudiante se siente cómodo en la Universidad, esta protegido, conoce el mecanismo de estudio, a los profesores, es un medio familiar para el. Continuar con la dependencia económica de sus padres. Es mas cómodo vivir de los padres y que ellos financien sus gastos, que pasar a aportar en casa o trabajar para vivir. Miedo a la perdida de la libertad, No le interesa atarse a un horario, a una corbata, a las responsabilidades de un trabajo como es darle cuentas a un jefe, etc.

Querer alargar la etapa juvenil, “todavía no estoy maduro, me veo muy chico para comenzar a trabajar seriamente”. (Algunas personas al seguir estudiando, distorsionan el objetivo principal de la formación universitaria que es preparar a los estudiantes en la aplicación práctica de alguna habilidad, y que a través de esta logren su manutención e independencia. Para algunas personas el mantenerse estudiando, buscando becas y ampliando su estancia sin un objetivo particular los convierte en estudiantes eternos, muchas veces en su perfil psicológico encontramos personas con trastornos de la personalidad, y cuyos rasgos se exacerban al enfrentar situaciones generadoras de estrés como podría ser abandonar la seguridad de una universidad o enfrentarse a la competencia por un trabajo, al acrecentarse estos rasgos las personas tenderán a aislarse, a intelectualizar o a pasar horas interminables con elucubraciones de tipo intelectual, filosofando sobre tendencias, paradigmas y teorías, las cuales son parte de una información científica , mas en estas situación solo le sirven a estas personas como una defensa contra la inseguridad o incapacidad de relacionarse y llevar una vida un poco mas productiva.


Algunas personalidades esquizoides buscan refugio para su incapacidad de relación interpersonal, en carreras altamente abstractas como las matemáticas, la física y la filosofía de la ciencia, etc. Lo que buscaran mantener como una forma de sostener un equilibrio interior y desarrollaran un estilo de vida rodeados siempre de libros, cursos, teorías y proyectos). La importancia de una aplicación practica no es necesaria su objetivo es mantenerse libres de ansiedad.


También encontramos en el mundo de la educación superior personas que toman cursos y se inscriben en programas académicos con el afán de mantenerse estudiando y preservar la sensación de logro, adelantan materias , aun no terminan una carrera y ya están pensando en tomar otra, su vida se mantiene alrededor del mundo académico, sin embargo su objetivo en la vida no es claro, buscan becas y se involucran en proyectos que los mantengan estudiando, su identidad se centra en ser estudiantes eternos.


Actualmente algunos jóvenes prefieren alargar el estatus social de estudiante (adolescente) porque es menos exigente que el estatus de adulto. Estos jóvenes seducidos por un estilo de vida fácil, no están dispuestos a complicarse mucho su vida y no asumen un compromiso a largo plazo. Aspiran a ser “eternos adolescentes”. Sin un compromiso. Estas dificultades para una persona joven, es un reto que los motiva a enfrentarlo y a luchar por ser alguien en el mundo, un estimulo para superarse, y no un pretexto para seguir en casa.


Deberíamos reflexionar y entender que estamos viviendo una nueva actitud y situación en la historia de la humanidad, la educación tiene como objetivo preparar para la vida a los jóvenes, facilitar su independencia y activar sus recursos internos, es decir entrara al mundo del adulto. Para muchos desgraciadamente esta sirviendo para preservar la adolescencia que no es otra cosa que una situación de inmadurez que impide la realización plena de un adulto joven. Responder a las preguntas de ¿Quién soy? ¿Qué quiero hacer con mi vida? Con un compromiso marca la cristalización de la identidad y por lo tanto la entrada al mundo adulto.


El aprendizaje es parte central de la vida, por medio de este evolucionamos, sobre todo cuando tenemos la oportunidad de compartirlo y apoyar el desarrollo de nuestra comunidad.

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo