¡Psicoterapia….! ¿Cuándo y Cuál?

“Al tener una necesidad real de atención psicoterapéutica nos enfrentamos a un mundo de alternativas, modas y servicios entre los cuales muchas veces no somos adecuadamente orientados y terminamos en un tratamiento que no es lo que necesitamos”.

La psicoterapia como alternativa de solución a múltiples problemas de salud mental y de conducta se ha popularizado en nuestro medio por varios factores, uno de ellos es la necesidad real de estos servicios y por el otro la gran cantidad de opciones que cada día aparecen en nuestra región.


En un mundo cambiante en donde la capacidad de adaptación de todas las personas esta siendo llevada a sus limites, encontramos cada vez un mayor numero de personas, familias , parejas y organizaciones con síntomas de daño generado precisamente por no poder adaptarse y ajustarse a las nuevas condiciones que tenemos frente a nuestra vida. Cuando estos síntomas aparecen, el funcionamiento y la capacidad de desempeño, junto con la calidad de las relaciones intrapersonales e interpersonales se ven comprometidas. Es en este punto cuando surge la necesidad de buscar soluciones y al tener una necesidad real de atención psicoterapéutica nos enfrentamos a un mundo de alternativas, modas y servicios entre los cuales muchas veces no somos adecuadamente orientados y terminamos en un tratamiento que no es lo que necesitamos.


La Psicoterapia es una proceso generador de cambio, por medio de una interacción donde la comunicación juega un papel relevante entre un psicoterapeuta y una persona que busca una mejoría en algún aspecto de su vida y que tiene un grado de motivación lo suficientemente intenso para facilitar su permanencia en dicho proceso, y de esta forma permitir que los cambios puedan establecerse.


Dentro del campo de la Psicoterapia existen más de quinientas formas de tratamiento lo que nos pone ante varias preguntas, que en definitiva su respuesta determinara el curso del tratamiento y el posible cambio. ¿Cuál es la mejor forma de Psicoterapia? ¿Quién es la persona indicada para determinar el tipo de tratamiento que se requiere para determinados problemas? Y ¿Quién tiene una formación profesional para ofrecer estos servicios? Una buena Psicoterapia independientemente de su enfoque contiene los siguientes elementos, los cuales han sido identificados en múltiples estudios y seguimientos de casos, por grupos de expertos quienes determinan los estándares de calidad de los servicios en salud mental.

1- El establecimiento de una buena relación de trabajo entre el terapeuta y el paciente.

2- Un entendimiento psicodinámico – sistémico de la situación presente, pasada y futura del paciente.

3- Flexibilidad y Eclecticismo centrados en fortalecer las necesidades principales del paciente para ayudarle a mantenerse en el proceso y llegar a la terminación del mismo.

4- El planteamiento de objetivos claros y precisos sobre el curso del tratamiento los cuales permiten evaluar el funcionamiento y estado del proceso psicoterapéutico.

5- Limites temporales y metas realistas sobre el trabajo conjunto que permitan valorar resultados en el corto y mediano plazo.


Cada enfoque en psicoterapia pose su metodología y fundamentos teóricos, quien ha tenido una formación profesional en alguno de ellos podrá analizar y pretender generar los procesos de cambio desde esta perspectiva, sin embargo el objetivo central deberá ser siempre el beneficio del paciente y no el probar o pretender demostrar la efectividad de la técnica. Cada enfoque tiene sus indicaciones precisas y quien tiene los conocimientos profesionales así como la experiencia para determinar el tipo de Psicoterapia adecuada para cada caso serán los profesionales no las personas sin preparación formal en base a información generada en encuentros sociales.


Por otra parte los Psicoterapeutas deberían tener la ética y el conocimiento para determinar a quien pueden ayudar con su enfoque y a quien deberían canalizar y orientar para acudir a otro tipo de psicoterapia que ellos no ofrecen. Algunas de las indicaciones y modelos son los siguientes:


1- Enfoque Psicodinámico: se basa en el entendimiento y estructuración de las experiencias del pasado como fuentes de conflicto. Y es un tratamiento a mediano o largo plazo, sesiones semanales durante varios años. Y su utilidad es en trastornos de personalidad y situaciones donde se comprometió la estructuración de la personalidad durante la infancia.


2- Enfoque Cognitivo- Conductual: sus bases parten de las teorías del aprendizaje y su hipótesis de trabajo es que los patrones de pensamiento, llamados distorsiones cognitivas tienen efectos adversos sobre las emociones y la conducta, y que, por tanto, su reestructuración, por medio de intervenciones psicoeducativas y práctica continua, pueden ayudar en forma positiva a la modificación de comportamientos indeseables. Es una terapia más focalizada y con un enfoque a corto plazo. Se utiliza en fobias, adicciones, depresión, conductas agresivas entre otras.


3- Enfoque Existencial- Humanista: Pretende la consideración global de la persona y la acentuación en sus aspectos existenciales (la libertad, el conocimiento, la responsabilidad, la creatividad), criticando a una psicología que intenta reducir al ser humano a variables cuantificables, en los aspectos negativos y patológicos de las personas. Enfatiza la experiencia no verbal, la autoestima y los estados alterados de la consciencia como medio de realizar nuestro potencial humano.


4- Terapia Familiar y de Pareja: parten de una teoría sistémica y de la comunicación, y entienden los síntomas como disfunciones de todo el sistema familiar o de la pareja. Se trabaja con el sistema y no con el síntoma. Y se recomienda en situaciones en que la interacción familiar juega un papel central.


5- Hipnosis Clínica y Psicoterapia Breve: Se enfatiza el rol del inconsciente como sanador integral en donde existe toda la información y respuestas para resolver los problemas de una forma rápida y natural. Se recomienda para reacciones de estrés postraumático, y conductas disfuncionales.


Existen muchas mas alternativas en este fascinante campo de trabajo, lo importante es acudir con un profesional que pueda iniciar y terminar el proceso. Para saber si quien ofrece este tipo de servicios tiene una formación de calidad, podemos solicitarle su cédula profesional como psicoterapeuta, en caso de no tenerla nos indicara que sus estudios no están completos y lo mejor será no arriesgar nuestra salud.

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo